ENFRENTAR EL MIEDO EN LAS COMPETENCIAS

(Dedicado a mi amigo Marcelo)

Antes que nada quiero aclarar que nunca me gustó el boxeo, me parece un deporte demasiado violento y destructivo para quienes lo practican. Pero este video que encontré en el blog de Rubi Torres (*) tiene tantas emociones y sensaciones que me pareció importante compartirlo.



El video
Contrariamente a lo que podrían pensar el video muestra a un joven Tyson en sus comienzos llorando totalmente asustado antes de una pelea por el temor que sentía antes del encuentro.
El contraste del enorme tamaño de este boxeador totalmente asustado y llorando antes de la pelea demuestra que HASTA LOS MÁS BRAVOS SON CAPACES DE EXPERIMENTAR MIEDO INTENSAMENTE. Su entrenador de ese tiempo  Teddy Atlas debe abrazarlo, contenerlo y darle confianza para que pueda CREER en si mismo y sobreponerse a sus miedos.

Pocos segundos después Mike cambia de estado inmediatamente (cambia miedo por fuego) y entra al gimnasio tirando golpes de calentamiento con una furia que logra transferir inmediatamente su miedo a los demás.

No les voy a contar lo que sucede en el ring para que ustedes puedan apreciarlo en toda su magnitud, pero antes de verlo les dejo las palabras del mentor de Mike Tyson, el increíble Cus D´amato, que no solo son aplicables al boxeo o al triatlón o a cualquier situación de nuestra vida-

“Los héroes y los cobardes sienten exactamente el mismo miedo. Solo que los héroes reaccionan de manera diferente. En la mañana de una pelea, un boxeador despierta y dice, “¿Cómo voy a pelear? No he dormido bien las últimas noches.” Lo que debe darse cuenta es que tampoco su rival durmió bien. Más tarde, mientras el atleta camina hacia el cuadrilátero, sus pies quieren caminar en la dirección contraria. Se está preguntando como llegó ahí. Sube las escaleras y siente que está yendo a la guillotina. Quizás mire a su rival, y verifique que ese boxeador es más experimentado, fuerte y seguro. Y cuando el oponente va hacia su esquina observará su protuberante musculatura. Lo que el peleador debe darse cuenta es que el tiene exactamente el mismo efecto en su oponente, solo que no lo sabe. Y cuando la campana suena, en lugar de enfrentar a un monstruo construido por la imaginación, simplemente está en contra de otro boxeador.”




De aquí en adelante en el momento previo a la largada piensa que tus miedos, dudas y ansiedades son comunes a todos y que es normal sentirlas. Y que cuando suene el disparo de largada todos los miedos deben transformarse en energía y fuerza a través de la confianza en ti mismo.