EJERCICIO Y BIENESTAR PSICOLÓGICO

Desde hace varios años la actividad física es utilizada como estrategia terapeútica complementaria en el tratamiento de diversas problemáticas que alteran el bienestar psicológico (estrés, ansiedad, depresión, etc).

El Doctor Carlos Díez (Director de los Servicios Médicos Sánitas-Real Madrid) publicó un interesante artículo en el que destaca los beneficios del ejericio físico en el bienestar psicológico. (Link al artículo completo)


¿Cómo ayuda psicológicamente el deporte?
• Disminuye el estrés: Reduce la ansiedad, la depresión y sus efectos, como irritabilidad y mal humor, pues libera la tensión acumulada.

• Genera motivación: Incrementa la capacidad para saber plantear y afrontar metas desafiantes pero a la vez realistas y alcanzables.

• Agudiza la mente: Aumenta el flujo de oxígeno al cerebro, mejorando la capacidad de aprendizaje, concentración, memoria y estado de alerta.

• Aumenta la autoestima: Al mejorar la imagen corporal e ir alcanzando metas, aumenta la confianza en uno mismo y se desarrolla el espíritu de superación en los demás aspectos de la vida.

German Carbajal - Tritim Rosario
• Produce bienestar: Estimula la liberación de endorfinas, que son las hormonas que producen sensación de placer.

• Aporta tolerancia a la frustración: Aprendemos a no desanimarnos y luchar con constancia e intensidad por lo que de verdad queremos, superando los contratiempos que inevitablemente surgirán.

• Reduce la depresión: Cada vez más la actividad física es utilizada como estrategia terapéutica complementaria e incluso, a veces, como alternativa a otras formas de tratamiento para el tratamiento de los problemas de salud mental. Tal es así, que los expertos afirman que las personas activas tienen alrededor de un 40% menos de probabilidades de sufrir síntomas depresivos en comparación con las sedentarias.


Así que si estás pasando un momento difícil ya sabes que un buen trote, un paseo en bicicleta o una buena zambullida pueden hacer maravillas en tu cuerpo y mente.