Importancia del calentamiento en natación

La entrada en calor es una adaptación física y psíquica, en un primer momento general (de todo el organismo) y luego específica (orientada hacia una actividad determinada), cuyo objetivo es lograr soportar un esfuerzo de mayor intensidad sin sufrir lesiones ligamentosas, tendinosas o musculares.


La entrada en calor fortalece las funciones vegetativas y eleva la temperatura del cuerpo, lo que posibilita la realización de movimientos más rápidos y con mayor amplitud. Se debe realizar con ropa adecuada y la amplitud de los ejercicios debe aumentarse gradualmente.


La natación es uno de los deportes donde el calentamiento es más importante e imprescindible. Las razones son múltiples.

Es un deporte que usa principalmente el tren superior y este suele tener una mayor inactividad anterior que el tren inferior. Por ejemplo: Cuando uno se acerca al club a jugar al futbol sus piernas están en movimiento y los brazos quietos.


Al ser un deporte “anti-natural” exige movimientos articulares forzados que son perceptibles de mayores lesiones que en otros deportes más naturales. Ejemplo, el movimiento de la cadera en el estilo mariposa


Al realizarse en un entorno normalmente frio o templado, pero con una gran pérdida de calor como el agua, el riesgo de lesiones aumenta por falta de una correcta lubricación de las articulaciones y músculos. Por tal motivo, aumentar la temperatura de nuestros músculos (y la capilarizacion) nos puede evitar tirones producidos por el cambio repentino de temperatura.


Muchos de los que empiezan a nadar suelen tener un bajo nivel técnico y esto les impide nadar despacio y relajados, por lo que nada mas meterse en el agua inician un trabajo intenso, no haciendo una adaptación progresiva como sería lo ideal, por esto este tipo de alumnos tiene que hacer un calentamiento aun más intenso.


Muchos gestos técnicos de la natacion requieren de una flexibilidad más allá de la natural, como por ejemplo el recobro de mariposa o de crol, la trazada de espalda o la patada de pecho. Si empezamos forzando la flexibilidad de esa zona sin un calentamiento de los tendones previo aumentamos la posibilidad de sufrir futuras tendinitis. Los ejercicios de flexibilidad tienen que estar incluidos en el calentamiento.


A todas estas razones les sumamos las normales de cualquier deporte y podemos llegar a la conclusión que en la natacion es esencial un buen calentamiento por encima de otros deportes.


Fuente:

http://www.el-triatlon.com/natacion/calentamientoNatacion.php


Tips para la entrada en calor:

Por lo general se inicia con un trote lento de 2 a 3 minutos combinado con movimientos amplios de flexión del tronco y circunducción de brazos, de manera tal de activar la circulación, para pasar luego a ejercicios de tonificación y elongación de todos los grupos musculares, especialmente los involucrados en la actividad principal de la clase. Puede incluirse también algún juego de animación recreativo-dinámico para despertar el interés y entusiasmo por la actividad.


La entrada en calor debe durar aproximadamente entre el 15% y el 20% del tiempo total de la clase (en una sesión de 60 minutos, entre 10 y 15 minutos), y depende fundamentalmente, en su duración y contenido, de las características del trabajo que se realizará posteriormente.


-- Movimiento suaves de cuello.

-- Subir y bajar hombros.

-- Círculos con hombros.

-- Rotaciones de tronco.

-- Flexiones de cadera y rodilla alternativas.

-- Sentadillas.

-- Abdominales.

-- Trotar en el sitio.

-- Mover brazos como nadando a croll.

-- Mover brazos como nadando a espalda.


http://www.i-natacion.com/articulos/entrenamiento/entreno/entreno.html