Brazadas mas largas no más rápidas - Parte 2

POR QUE LA TÉCNICA IMPORTA MÁS QUE LA FUERZA?

Los atletas que practican multideportes, como triatlón, están fuertemente inclinados a entrenar natación haciendo más vueltas o trabajando más duro en ellas. La experiencia en carrera y ciclismo les hace pensar que más trabajo (volumen) es la manera de mejorar. Pero la natación tiene más en común con deportes de HABILIDAD como el tenis y el esquí.


Esto es porque el agua hace a la natación diferente. El agua ROBA al nadador su energía y eficiencia. Con cada brazada que das, el agua aplica los frenos, tratando de arrastrarte a una parada, robándote la energía.

Piensa en lo siguiente:
Si te pones de pie en la tierra y saltas en el aire, quemas aproximadamente 10 calorías. Nueve de esas calorías se fueron directamente para despegarte de la tierra. Una caloría se perdió debido al sudor cuando nos ejercitamos.

Si en cambio nadas unas cuantas brazadas, quemando las mismas 10 calorías, sólo una de esas calorías se utilizaría directamente para moverte hacia adelante; las otras nueve se perderán como energía desechada debido a la acción de arrastre del agua.

Comparémosla con la carrera.
Un corredor, con cada paso, puede empujarse firmemente mientras avanza por el aire.

El nadador, por el contrario, con cada brazada tiene que empujar contra un líquido que parece no hacer nada más que escabullirse cuando tratas de empujar contra él.

Y para complicar la dificultad, para propulsarte hacia adelante, tienes que empujar tu cuerpo a través de un medio que es mil veces más denso que el aire.

Para un corredor esto sería como tratar de correr por un campo de gelatina bajo un ventarrón de fuerza enrolladora. El agua es tan eficaz en robarnos eficiencia que los científicos estiman que aún los nadadores de elite sólo son aproximadamente 9% mecánicamente eficaces, 91 de cada 100 calorías son robadas por el arrastre del agua y la dificultad de empujar una mano contra el líquido.

El nadador principiante sólo sería 1 o 2% eficaz, 99 de cada 100 calorías son robadas por el agua.

Debido a que la eficiencia de brazada es un factor tan grande, las grandes ejecuciones de los nadadores de elite son debidas en un 70% a la eficiencia, economía y coordinación de posición de su cuerpo y movimientos de braceo y tan sólo 30% debido a su poder y forma física.

Para el nadador menos experimentado y hábil, quizás 90% o más de su ejecución será determinada por qué tan eficaz o ineficientemente se mueve por el agua, mientras que menos del 10% será determinado por qué tan buena forma física tiene.

Por consiguiente, si puedes nadar 500 metros en 10 minutos, pero quisieras mejorar tu tiempo a nueve minutos, sólo aproximadamente 5 a 10 segundos se pueden ganar por una mejor forma física, mientras que 50 a 55 segundos vendrían de aprender a moverse más eficazmente en el agua.

Una mayor eficiencia de braceo es una combinación de dos esfuerzos:

Minimizar el arrastre y maximizar la eficiencia general de propulsión!!!!


Tritim - Triatlon Rosario