TRANSICIÓN NATACIÓN - CICLISMO (T1)

Antes de la carrera

Nunca empieces una carrera sin haber revisado la salida del agua, el tramo que hay desde la playa hasta los boxes, con los tramos delicados en los que puedas tropezar o resbalarte. Sé muy observador y memorízalo todo con detalle, teniendo muy claro dónde está tu bici.


Deja el material perfectamente colocado y POR ORDEN DE ACCESO, es decir, primero las cosas de la bici (casco con lentes ancladas, zapatillas fijadas a los pedales) y detrás las de la carrera a pie (zapatillas, gorra, etc).


Si tienes acoples en la bici te recomiendo dejar el casco sobre ellos con los lentes dentro.


Saliendo del agua

La T-1 debe empezar desde los últimos 200-300mts. de la natación. Se recomienda repasar mentalmente todos los movimientos que se harán al salir del agua.


Ya cerca de la orilla 50-100 mts. es IMPORTANTE INCREMENTAR LA FRECUENCIA DE LA PATADA para crear una mayor irrigación sanguínea en las piernas, incrementar su temperatura y activarlas adecuadamente para que en el momento correr las piernas respondan de mejor manera.


Dirígete hacia tu puesto con un trote que no te deje sin aire y con sensación de ahogo, este puede ser uno de los peores momentos de un triatlón si uno no sabe manejar los ritmos.


Es muy buena idea ensayar esta parte de la transición (salir del agua y correr) la mayor cantidad de veces posibles para que el cuerpo memorice y se adapte mejor a los bruscos cambios que ella implica. En esta parte estarás pasando de una posición horizontal con preponderancia de uso de miembros superiores (natación) a una posición vertical con preponderancia de uso de músculos de miembros inferiores (correr)!


En tu lugar

Si el parque cerrado está armado en una zona de suelo de material (cemento, baldosas, etc) y no hay alfombras es muy importante que no olvides dejar una toalla o cualquier otro material que te permita pararte sin que te quemes los pies (mi amigo fer deja una alfombra de goma con forma de piecitos que además le sirve para ubicar la bici fácilmente).



Lo primero que haces es despojarte de las prendas que ya no se utilizarán y dejarlas en su lugar (no las tires en cualquier lado porque después no las encontrarás jamás), tales como antiparras (googles), gorra, wet suit o traje de neoprene(*), tapones de oídos, etc.


Acto seguido se debe colocar el casco abrochándolo perfectamente, poner los lentes, tomar la bicicleta, sacarla del rack y proceder a correr con ella hacia la salida para subirse hasta llegar a la zona designada para montar en la bicicleta.


(*)Cuando se usa el wet suit o traje de neoprene es importante desarrollar la habilidad para quitárselo rápidamente, ya que de no ser así esto puede ocasionar una pérdida de tiempo importante, para esto se requiere de práctica y algunas medidas como: recortar las piernas a la altura de la mitad de la pantorrilla (personalmente no lo recomiendo), utilizar algún lubricante en los brazos, piernas y cuello (puede ser shampoo o crema de enjuage, nunca usar productos que puedan dañar el material de tu traje).


Considero que lo ideal en todas las carreras es desabrocharse el velcro del cuello del wetsuit al llegar a la costa y luego tirar del cierre para ir sacando la parte superior del traje en la carrera hacia tu bici. Una vez allí baja el traje con las dos manos hasta los gemelos y luego saca una pierna detrás de la otra sin sentarte.


Otras personas prefieren demorarse unos segundos mas en la costa y sacarse completamente el traje para poder correr más cómodos. Este último caso es recomendable cuando después del agua nos esperan fuertes subidas (como en el triatlón de la ciudad de San Lorenzo o cuando el tramo a correr es largo y el clima es caluroso).


Zapatos de ciclismo

Existen, básicamente, dos maneras diferentes colocarse los zapatos. La primera es calzándoselos antes de montar la bicicleta. Es más simple y en general la elegida por los principiantes ya que da más seguridad porque no hay que hacer maniobras con la mano mientras la bici está en movimiento. La contra de este tipo de transición está en que es unos segundos más lenta, y mucho más si el trayecto entre los caños donde cuelgan las bicis y la linea de montaje (final del parque cerrado) es demasiado larga y/o de cemento. Los zapatos de ciclismo tiene la suela dura y se apoyan en pequeñas trabas, que hacen muy dificil caminar sobre superficies duras, y ciertamente peligroso correr ya que el riesgo de resbalar es alto.


Si se opta por esta manera de transición, un consejo es sentarse en el piso en el momento de ponerse los zapatos. Después de varios minutos nadando, y con la adrenalina de la carrera, lo más probable es que si tratas de ponerte los zapatos de parados, te marees y pierdas el equilibrio.


La segunda manera de hacerlo es dejar los zapatos puestos (trabados) en la bicicleta, colgando de los pedales. De esta manera, al terminar la natación podremos ahorrar los segundos que demoramos en calzarnos los zapatos en el suelo mientras muchos otros atletas ya emprenden viaje hacia la ruta. Con los zapatos puestos en la bicicleta, la montamos y comenzamos a pedalear sin calzarlos, solamente pisándolos. Una vez que tomamos la velocidad suficiente, es momento de colocar el píe dentro de ellos.


Es importante que ese momento no coincida con una subida o con una curva. Lo ideal es una recta en plano, y si puede ser en un leve descenso, mejor aun. Esto nos permitirá tomarnos unos segundos para calzarnos los zapatos mientras no hacemos girar las palancas, pero seguimos avanzando sin problemas.


Otro de los detalles importantes si se elige esta transición tiene que ver con los metros recorridos con la bicicleta en la mano y con el momento de montar. Al ir los zapatos colgando de le los pedales, suele pasar que alguno de ellos toca el piso. Al pasar esto puede llegar a trabarse y salirse, lo que de ocurrir nos obligará a volver a buscarlo y colocarlo, perdiendo igual o más tiempo del que pretendimos ahorrar con este modo de transición. La solución es muy sencilla y es colocar banditas elásticas detrás de los zapatos (ver foto abajo), enganchadas en la bicicleta. De esta manera los zapatos quedan siempre paralelos al piso y nunca lo tocarán. Las banditas se cortan solas cuando montamos la bici y comenzamos a pedalear. Otra alternativa que a veces uso y me da buenos resultados es fijar las palancas de los pedales con cinta de papel, una cinta que te permite fijarlos ya acomodar los zapatos facilmete y que a la mínima presión de tus pies se rompe.


Algunos zapatos, sobre todo los que son específicos para Triatlon, vienen con un agarre que permite colocar estas banditas. De no tenerlos, es sencillo hacer de manera casera una pequeña perforación en ese lugar, para allí colocar las gomitas.


De las dos transiciones, la más usada es la segunda, porque a pesar de ser más dificil al principio, brinda mayor seguridad que correr por el asfalto con los zapatos de ciclismo, y además nos permite ahorrar valiosos segundos que pueden ser vitales, sobre todo en las carreras con drafting en donde 15 o 20 segundos pueden significar perder un pelotón y quedarse pedaleando solos. Claro que este tipo de transiciones requiere un entrenamiento, que pocas veces se hace más alla de practicarlo en las mismas carreras.


Subirse a la bicicleta

Se puede hacer de varias maneras:

1. Haciendo alto total y montar la bicicleta.


2. Con la bicicleta en movimiento a baja velocidad pisar un pedal primero al vuelo y posteriormente pasar la otra pierna por arriba del asiento, sentarse y seguir pedaleando, aumentar la velocidad y entonces meter los pies a los zapatos.



3. Con la bicicleta en movimiento a la velocidad de carrera, tomarla del manubrio, brincar, elevar ambas rodillas y caer sobre ella, colocar los pies sobre los zapatos, adquirir alta velocidad y en el momento adecuado meter los pies a los zapatos.


Ejemplo de T1

video

Fuentes:

Ricardo Gonzáles / http://www.geocities.com/danieldmi/transiciones.html

Atletas Info

Sportlife

Tritim


Tritim - Triatlon Rosario