ENTRENAMIENTO POR POTENCIA - PARTE 1


Todos solemos  hablar del entrenamiento por potencia pero muchos desconocen los conceptos básicos del mismo y por ello les resulta complejo comprenderlo.

En este primer artículo veremos los conceptos básicos que permitirán comprender de mejor manera lo que veremos a continuación.



Conceptos básicos
Cualquier actividad física que realicemos como mover un objeto, recorrer cien metros caminando, etc. requiere un determinado trabajo.

TRABAJO (W): El trabajo que realiza una fuerza sobre un cuerpo equivale a la energía necesaria para desplazar ese cuerpo. Se mide en Joules.
W=Fuerza x desplazamiento



Todos sabemos que recorrer cien metros corriendo supone un esfuerzo mayor que recorrerlos caminando a pesar de que el “trabajo” sea el mismo.  La clave está en que corriendo completamos la distancia en menos tiempo y eso es exactamente lo que permite representar el término Potencia.

POTENCIA (P): Es la cantidad de trabajo realizado por unidad de tiempo. La potencia se mide en vatios que no son otra cosa que Joules por segundo.
 P=dW/dt

Aplicación al ciclismo
Todos sabemos que para ganarle a un rival en una prueba de ciclismo debemos ser capaces de cumplir el recorrido de la prueba en un tiempo menor. Esto significa realizar el mismo trabajo en menos tiempo o, en forma más simple, generando más potencia!

Queda claro entonces que nuestro objetivo para mejorar el rendimiento en el ciclismo será tener la capacidad de generar y mantener una potencia objetivo determinada.

El entrenamiento por potencia se basa entonces en utilizar como unidad de medida para el control y la planificación del entrenamiento los vatios que somos capaces de producir.

Potencia y frecuencia cardíaca
En el mundo deportivo está mucho más difundido el entrenamiento por frecuencia cardíaca donde la unidad de medición para controlar el entrenamiento son los latidos por minuto.  



Y por que es mejor entrenar por potencia (P) que por frecuencia cardíaca (FC) si para este último los dispositivos de medición son más simples de comprender y más económicos?

La clave está en que la FC está influenciada por muchos factores:
-Nivel de hidratación
-Temperatura ambiente
-Altitud
-Estado físico general (fatiga, inmunológico, etc.)
-Estrés
-Etc.

Todas estas variables afectan de forma apreciable el ritmo cardíaco quitándole fiabilidad a este método de entrenamiento.

A modo de ejemplo un ciclista que necesitó 162ppm para generar 300w puede, por efecto de una mayor temperatura ambiente, generar solo 280w con las mismas pulsaciones en otra sesión.

La potencia es entonces un método más preciso de entrenamiento y control ya que la unidad que registra es independiente de variables como: temperatura, viento, pendiente del terreno, nivel de hidratación, etc.

La FC es útil siempre y cuando conozcamos la potencia que es la variable independiente y determinante.

Otro ejemplo simple: Un triatleta que entrena por potencia solamente deberá concentrarse en mantener su potencia objetivo en el tramo de ciclismo para lograr un rendimiento óptimo allí y, además, no perjudicar su rendimiento en la etapa de pedestrismo. De ninguna manera utilizará parámetros como la velocidad promedio que se encuentran afectados por un sinnúmero de variables como viento, pendiente, etc. Si está atravesando un tramo con viento de frente y su velocidad es de solo 25km/h pero su potencia es la objetivo no debe perder la cabeza y realizar más esfuerzo ya que esto solamente lo perjudicará.

Esto es importantísimo ya que le permite dosificar de manera precisa e independiente su energía a lo largo de la prueba.