DOLOR EN LA RODILLA - SINDROME BANDA ILIOTIBIAL

Entre los triatletas y los corredores de fondo hay al menos 4 lesiones que aparecen frecuentemente: pubalgia, fascitis plantar, periostitis tibial y, una de las más comunes, el síndrome de fricción de la banda iliotibial.
En este post veremos de que se trata este último y como podemos prevenirlo.

Dolor en la rodilla -Síndrome de fricción de la banda o cintilla iliotibial
La banda iliotibial es una banda gruesa de tejido blando fibroso que se extiende desde la cadera hacia abajo por la parte exterior del muslo hasta insertarse en la tibia. Esta banda fibrosa se ocupa de estabilizar la rodilla en la marcha (o el pedaleo).

El síndrome de fricción de la banda iliotibial es una lesión producida por el rozamiento continuo de la banda sobre una protuberancia osea del fémur cercana a la rodilla (epicóndilo lateral femoral) al flexoextender en forma repetida la misma (correr, pedalear, etc).
Síntomas
El dolor puede sentirse en la parte externa de la rodilla o un poco más arriba, sobre el muslo. Generalmente comienza como una molestia leve que empeora con el tiempo si no se suspende inmediatamente la actividad que lo originó.
El problema de esta lesión es que el dolor desaparece casi por completo al dejar de correr pero en realidad la lesión (inflamación) persiste. Esta sensación de mejoría es un engaño y hace que el paciente cometa el error de retomar los entrenamientos antes de tiempo agravando el cuadro.
Causas
Como ya dijimos, la lesión se produce porque la banda se inflama al rozar con la cabeza del femur en cada flexoextensión de la pierna.
Los factores que favorecen esta inflamación son:
- Aumento brusco del kilometraje o la intensidad de los entrenamientos (CAUSA PRINCIPAL)
- Cambio brusco de la superficie de entrenamiento (Por ejemplo de césped a asfalto o de llano a terrenos con fuertes pendientes).
- Desarreglos en la biomecánica de nuestras extremidades infeiores (ej: piernas arqueadas)
- Poca flexibilidad en los músculos de las extremidades inferiores
- Desbalance muscular debido a la falta de estiramiento de los músculos opuestos (como los cuadríceps y los tendones)
-Incorrecta posición en la bicicleta: Un sillín demasiado alto hace que el ciclista tenga que extender la rodilla más de 150°. Esta extensión exagerada de la rodilla hace que la parte distal de la banda iliotibial roce en el cóndilo femoral lateral. Un sillín demasiado retrasado también favorece la aparición de la lesión.
-El correr cuesta abajo puede exacerbar el síndrome de la banda iliotibial ya que la rodilla tiende a estar menos flexionada cuando el pie golpea el suelo
- La debilidad en los abductores de la articulación de la cadera, tales como los músculos glúteos medio puede dar lugar a mayores fuerzas en la banda iliotibial y el tensor de fascia lata.

Tratamiento
Cuando detectemos este dolor debemos supender inmediatamente la actividad que lo produce (ej:correr o pedalear) en forma total y podemos seguir entrenando toda aquella que no nos produzca malestar (ej: nadar crol). La meta es reducir al mínimo la fricción de la banda iliotibial sobre el cóndilo femoral.
El tratamiento generalmente es conservador e incluye:
-Medicación antiinflamatoria
-Frío local después de la actividad
-Reposo activo (hacer otra actividad diferente a la que originó la dolencia)
Luego, hay que realizar acciones tendientes a evitar la reincidencia de esta lesión:
-Identificar las causas que pueden haber favorecido la aparición de la lesión
-Estudio de pisada con huella plantar estática y dinámica para identificar el calzado más adecuado a nuestra pisada y la necesidad o no de utilizar elementos ortopédicos como plantillas
-Estudio de la biomecánica y la técnica de carrera
-Ejercicios de fortalecimiento específicos
-Estiramientos (ver)
-Masajes
-Revisar si el calzado que usamos es el indicado y si está en buenas condiciones

Comentario Final
Apenas sientas este dolor deja inmediatamente lo que estás haciendo. Seguir solo empeora las cosas porque la banda iliotibial YA está inflamada.
Al regresar a tu casa comienza a colocar hielo durante períodos no mayores a 20min. unas 3 o 4 veces al día.
Acude inmediatamente a tu médico para que revise la gravedad de la lesión y te indique como continuar con el tratamiento.
NO retomes el entrenamiento antes de que la inflamación haya desaparecido porque esto solo empeora las cosas. Recuerda que es una lesión que simula haberse retirado y a los pocos minutos vuelves a sentir dolor.
Vuelve a entrenar en forma progresiva buscando “probar” como te sientes haciendo, por ejemplo, marcha rápida en vez de correr y luego alternando caminar con correr hasta que veas que la lesión haya desaparecido.

Para terminar, en este video pueden verse algunas formas de estirar la banda para evitar que la misma se inflame.

Atención!: El presente artículo debe ser consultado a modo meramente informativo. De ninguna manera debe utilizarse para efectuar un diagnóstico o un tratamiento médico. Ante cualquier dolencia recurrir siempre a un profesional habilitado.


REFERENCES:
American Academy of Orthopaedic Surgeons
American Orthopaedic Society for Sport Medicine
American Running Association
CANADIAN RESOURCES:
Canadian Orthopaedic Association
Canadian Orthopaedic Foundation
The University of British Columbia Department of Orthopaedics
National Institute of Arthritis and Musculoskeletal and Skin Diseases website. Available at: http://www.niams.nih.gov/ .
Wheeless' Textbook of Orthopedics . 1996.

5 comentarios:

Gracias por estos consejos. Y sobre todo por ese video con esos estiramientos. Para prevenir.

Un saludo.

German 100 % de acuerdo, sufri esa lesion por 2 años y tube todos los sintomas y dolores que indicas. Se suman despues todos juntos.

Caramba, que duele, molesta y te deja parado mucho tiempo, hay que darle mucha bol... Excelente post.

Muy bueno el post.. estoy sufriendo un dolor similar al que describis. Fui al medico y no me dio mucha bola, asi que me sirve para no dejarme estar y consultar con otro profesional. Gracias!!

gracias a todos
yo la sufri 3 veces. Dos veces la agarre a tiempo y no tuve tantos problemas.
Pero una de las veces me agarró durante una maratón. Me empezó a molestar en el km 16 y en el 30 ya no pude ni caminar.
es una lesion frecuente y la unica solucion es agarrarla a tiempo
saludos a todos

Muy bueno.
A mi me tuvo el año 2009 loco, yendo de édico en médico, sin que ninguno ni de lejos me oientara bien.

Una vez lo descubrí gracias a los consejos de una Fisio, y otros que me procuré, aprendí a mantenerlo a raya de momento.
Estirar bien siempre, especialmente la zona,y unas plantillas quien las necesite.

Buen artículo